Comunicado desde LaBrechaFest

Del 1 al 5 de agosto se celebro LaBrechaFest. Un momento clave para las activistas que desde hace unos meses nos lanzamos a una aventura en común porque compartíamos una intuición: la necesidad de una organización juvenil capaz de articular las diferentes luchas en las que está enfrascada la juventud. ¿Si los poderosos están organizados por qué nosotras no? Por este motivo proyectamos una organización juvenil que, mediante la movilización, la formación y desde el respeto a la autonomía de los movimientos sociales, sea capaz de ofrecer una salida de conjunto, colectiva, a los problemas a los que se enfrenta la gente joven del Estado Español. Una salida que estamos seguras que no pasa por refugiarse en la zona de confort de las que ya cuestionan radicalmente el sistema ni por delegar en las instituciones y el voto.

Con esa ilusión en marzo nos pusimos manos a la obra. Lo hacíamos a sabiendas de la dificultad de levantar algo nuevo en un momento de retroceso de las luchas y las esperanzas de cambio. El llamamiento Abrir Brecha ponía sobre la mesa unos principios básicos que decenas de asambleas y cientos de activistas se hicieron suyos y con los que fomentaron la autoorganización en sus territorios. El objetivo era de lo más ambicioso: abrir una brecha a un sistema que nos impide vivir con dignidad. Estas asambleas comenzaron a trabajar en unos cimientos compartidos de anticapitalismo, feminismo, antifascismo y ecologismo. No obstante, se volcaron en multitud de luchas: en la huelga general feminista del 8 de marzo durante la cual Abrir Brecha, aún no se había consolidado como entidad política en proceso de construcción, pero que sin ninguna duda está comprometida con el objetivo de que las reivindicaciones no se limiten a un día de huelga y sigan como proceso de deconstrucción feminista, en las movilizaciones contra la justicia patriarcal y la violencia sexual contra las mujeres, el apoyo a las pensionistas o a las huelgas de las trabajadoras precarias, etc

Mientras construíamos localmente teníamos el horizonte compartido de LaBrechaFest. Un espacio de encuentro donde poder avanzar en la construcción de la organización que queremos. Cuando llegó La Brecha Fest confirmó que jóvenes de todos los rincones del estado compartían la hipótesis del llamamiento y tenían ganas de convertirla en una realidad. Existe una necesidad real de organizar a una juventud, ahora mismo fragmentada, para avanzar hacía una alternativa integral. Para que la experiencia de luchas concretas contagie otros frentes. Para atacar al problema de raíz. Es decir, enfrentar conjuntamente el patriarcado, la cisheteronorma, el ecocidio, el fascismo, el racismo y el capitalismo, como si sistema que articula la explotación y las opresiones.

La Brecha Fest no fue un espacio para darnos una palmadita en la espalda por el trabajo hecho. Nos sirvió para compartir y para avanzar, mediante el debate democrático, en como responder a las preguntas que día a día afectan a nuestro activismo ¿Cómo organizarnos? ¿En qué sectores actuar? ¿De qué manera? Las diferentes asambleas sectoriales prepararon un próximo curso plagado de ideas e iniciativas.

Queda mucho por definir y por pulir pero tenemos claras algunas cosas. Tenemos claro como nos queremos relacionar con los movimientos: impulsar la autoorganización, construirlos lealmente, ser parte de ellos con otras personas que piensen diferente. La organización juvenil que estamos tejiendo no viene a sustituir la organización plural y de base con otros sectores. Quiere ser una herramienta útil, respetuosa y con iniciativa. También nos reafirmamos en la movilización y la auto organización de la juventud como principal forma de empoderamiento y toma de conciencia de la misma. Nadie va a hacer por nosotras lo que no hagamos nosotras mismas.

Estos pasos no han supuesto el cierre de nada. LaBrechaFest ha supuesto la primera piedra en la construcción de una organización juvenil con vocación mayoritaria, dispuesta a enfrentar al sistema y sus secuaces en la lucha por una vida digna de ser vivida. Queda todo por hacer y mucho por decidir. Con este objetivo en unos meses volveremos a encontrarnos para seguir dándole forma a este proyecto compartido y que esperamos siga teniendo esta lógica de apertura a todas aquellas activistas que quieran ir a por los cimientos de este sistema y desplegar el mundo nuevo que llevamos en nuestros corazones. Esperad noticias que seguimos en La Brecha.