Artículo: “Fraguas vive, la lucha sigue”

Artículo originalmente publicado en Poder Popular el 22 de enero de 2019


Kevin Villena y Javier Esteban | El pasado 16 de enero, la Audiencia Provincial de Guadalajara rechazó el recurso presentado por los repobladores del colectivo Fraguas Revive, confirmando la sentencia emitida por el Juzgado de lo Penal número 1 de Guadalajara en junio de 2018.

Dicha ratificación sentencia a seis de sus miembros a un año y nueve meses de prisión por delitos contra la ordenación del territorio y usurpación, además de al pago de una multa de 2.700 euros por persona, así como afrontar los gastos de la demolición de lo reconstruido, cuya última tasación se valoraba en casi 30.000 euros.

No hay que olvidar que la acusación viene de parte de la Junta de Castilla-La Mancha, ya que el colectivo Fraguas Revive cuenta con el apoyo de los antiguos habitantes del pueblo.

Fraguas Revive, un proyecto contra el despoblamiento rural

El desequilibrio demográfico en el Estado español entre las zonas urbanas-rurales es una realidad que no ha hecho más que incrementarse en las últimas décadas y contra el que todavía no se ha dado una respuesta política efectiva. Dicha problemática alcanza una mayor magnitud en la provincia de Guadalajara, considerado uno de los desiertos demográficos de Europa.

Fraguas fue un municipio cuyos habitantes se vieron forzados a migrar cuando se expropió en 1969 por parte de la dictadura franquista para convertir sus terrenos en monte de utilidad pública. En 1984 la propiedad se transfirió a la Junta de Castilla-La Mancha, y en 2011 formaron parte del Parque Natural de la Sierra Norte.

Al deterioro habitual fruto del abandono de cualquier pueblo, hay que añadirle la destrucción causada por las prácticas llevadas a cabo por el Ejército de Tierra con munición real en la zona durante la década de los noventa.

Pero ante esta situación, un grupo de jóvenes se desplazó en 2013 a Fraguas con el propósito de recuperar el pueblo. Durante este tiempo, han reconstruido cuatro casas, han recuperado calles, plazas, huertas… En definitiva, han devuelto la vida a Fraguas. Y todo ello, en un proyecto de autogestión, defendiendo la soberanía alimentaria, la autosuficiencia energética, la horizontalidad en las relaciones y la vida en comunidad.

Si ha existido alguna actuación contra la ordenación del territorio, esta es la que fue llevado a cabo por las instituciones de la dictadura hace ya 50 años, cuando expropiaron y recalificaron los terrenos que durante siglos habían sido el hogar y el sustento de todas las personas que vivieron en Fraguas. Los repobladores tan solo han demostrado que es posible vivir en un sistema que sitúa en el centro la sostenibilidad de la vida, en vez del consumo y la acumulación de capital.

En un momento en el que el colapso ecológico/económico/social está cada vez más cerca, iniciativas como la de Fraguas Revive basadas en la reruralización deberían de replicarse y contar con mucho más apoyo. O al menos, no deberían de estar criminilizadas ni perseguidas judicialmente.

Kevin Villena y Javier Esteban son militantes de Abrir Brecha Guadalajara.